La sentencia pionera de Vigo no es contra un VMP, sino contra un ciclomotor

Igual la sentencia no es tan pionera. Los medios de comunicación gallegos se han llenado de titulares que informan sobre una sanción rompedora contra el conductor de un patinete eléctrico que circulaba sin seguro. Pero los términos utilizados para dar esta noticia hay que cogerlos con pinzas. ¿Es realmente un patinete eléctrico lo que se ha multado? En leguaje coloquial, desde luego, en lenguaje técnico, que al final es el que cuenta, habría que verlo.

Atendiendo a la normativa creada por la DGT los VMP, categoría donde se enmarcan los patinetes eléctricos, no tienen obligatoriedad de contar con ningún seguro. Esta falta de concordancia entre la sanción y la norma está causando mucha confusión entre los conductores de estos dispositivos. Sin embargo, la respuesta a tanta duda es clara, la multa no fue contra un patinete eléctrico, sino contra un ciclomotor, que no es lo mismo.

El reglamento europeo en el que se basa la normativa creada por la DGT, deja bien claro que los vehículos a motor que superen una velocidad máxima de 25 km/h quedarán fuera de la categoría de VMP, donde se encuadran los patinetes eléctricos, y pasarán a considerarse L1e-B. El propio juez encargado de la instrucción subrayó; “Estamos en presencia de un vehículo, al menos, de la categoría L1e-B; ante un ciclomotor de motor dos ruedas que, en cuanto tal, exige la contratación de un seguro obligatorio. Y se escribe ‘al menos’ porque, de ser cierto que este vehículo alcanza los 50 km/h. que señala el fabricante, estaríamos incluso en presencia de la categoría L3e, una motocicleta de dos ruedas, y con mayor razón ese deber de aseguramiento sería incuestionable”, subraya el juez.

Ante estas declaraciones, sería más correcto informar sobre la multa impuesta a un conductor de ciclomotor por circular sin seguro, noticia que carece del todo de interés por ser una práctica habitual en todas las ciudades y municipios del país.

Todo ocurrió en 2019

En cualquier caso, si bien las informaciones sobre la multa, que finalmente ascenderá a 601€, son recientes. La infracción fue cometida en junio de 2019. Fecha en que, si bien la normativa europea ya se encontraba aprobada, todavía reinaba la confusión sobre la manera adecuada de registrar y conducir este tipo de vehículos. Tanto es así, que muchas grandes ciudades de España todavía no tienen aprobada ninguna normativa local al respecto.

Artículos relacionados

Los mejores patinetes eléctricos con sillín de 2021

Los mejores patinetes eléctricos del 2021

Las mejores bicicletas eléctricas del mercado

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.